Las artes escénicas aportan en el estado de ánimo y la autoestima de las personas

La Universidad de Granada, en España, realizó un estudio científico acerca del impacto de las artes escénicas en las personas. El resultado obtenido del estudio afirma que asistir a espectáculos artísticos trae consigo una repercusión positiva sobre la calidad de vida de las personas y su salud. Quedó demostrado que las artes escénicas ayudan a prevenir enfermedades emocionales y cardiovasculares.

El estudio analizó cuál es el impacto emocional y fisiológico que ejercen las artes escénicas (música y danza) sobre los espectadores. Fue realizado en colaboración con la compañía de circo Zen del Sur. Consistió en observar un espectáculo de circo-danza con música en vivo para luego realizar ejercicios relacionados con la identificación de recursos de expresión musical y corporal.

El experimento se realizó con alumnos de la universidad de Granada a quienes se les colocó pulsómetros mientras eran espectadores de varias representaciones de música y danza de la compañía de circo Zen del Sur. Además, desarrollaron algunos cuestionarios durante el espectáculo con el fin de medir el estado de ánimo. El resultado fue que los espectadores reaccionaron emocional y fisiologicamente durante el mismo, aumentando su frecuencia cardíaca en los momentos de tensión y disminuyéndola cuando la música y los artistas trabajaban lento y con baja intensidad.

Estudio UGR

La obra buscaba representar un camino hacia un estado emocional equilibrado y tranquilo mediante el diálogo entre la música, el cuerpo y el movimiento. En consecuencia, luego de finalizado el espectáculo, las emociones y sensaciones más experimentadas por los participantes (según los cuestionarios) fueron alegría, tranquilidad, relajación y motivación.

Los autores de la investigación señalan que hay que seguir complementando esta investigación con estudios adicionales. Asimismo sugieren que el espectador sea considerado un elemento activo de la representación y concluyen que el feedback que estos puedan ofrecer acerca de la experiencia emocional que obtienen del espectáculo observado, puede contribuir con las compañías artísticas a mejorar la calidad o a definir lo que quieren comunicar con su obra.

Está demostrado que considerar las artes escénicas como una práctica constante puede beneficiar nuestra salud, contribuyendo al bienestar emocional y al desarrollo de la expresión y comunicación a través del cuerpo. ¿Te animas a probarlo?

Deja un comentario